El Porto Maravilha tiene un circuito histórico que celebra la herencia de los negros en Río

 

Algo bueno que surgió como consecuencia de las obras del Porto Maravilha fue la revelación de excavaciones arqueológicas que hicieron notar la importancia de aquella región para entender el proceso de diáspora africana y la formación de la sociedad brasileña en la ciudad que fue hasta los años 1960 la capital del país.

Los descubrimientos arqueológicos motivaron la creación de un Grupo de Trabajo del Circuito Histórico y Arqueológico de la Herencia Africana. El objetivo fue proponer políticas de valorización de la memoria y de protección de este patrimonio cultural. El Decreto Municipal 34.804 del 2011 indicó seis grandes puntos de interés que sirven para entender mejor cómo era la vida de los africanos en aquella región.

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

El primer punto es el Muelle de Valongo y de la Emperatriz, que representa la llegada a Brasil. Fue establecido en 1811, época en la cual los ingleses ya habían comenzado a perseguir barcos negreros y el desembarque fue trasladado para esta área más tranquila. El nuevo muelle incentivó el mercado de esclavos y recibió cerca de 500 mil negros. Fue sufriendo modificaciones y reformas hasta ser cubierto con tierra en 1911. En el 2014, la Escuela de Samba Portela contó en su enredo la historia de este lugar histórico.

El desfile de Portela contó sobre la vida de los negros a partir de la llegada en el Muelle de Valongo en el Carnaval de 2014:

 

El Cementerio Pretos Novos (Cementerio de los negros jóvenes) es la memoria de la forma indigna y violenta con que los esclavos eran tratados. Inclusive los jóvenes, a veces, no resistían a las malas condiciones del viaje y morían después de desembarcar en Río. Ya el Largo do Depósito, hoy Praça dos Estivadores, era el área de venta de esclavos. El mercado sólo fue cerrado oficialmente en 1831. El Jardín de Valongo simboliza cómo la historia oficial buscó borrar trazos del tráfico negrero. A su alrededor, había casas de engorde y un vasto comercio de ítems relacionados a la esclavitud que volvieron a la superficie durante las obras de remodelación de Río hechas por el intendente Pereira Passos al inicio del siglo 20.

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

La Pedra do Sal, en el siglo 17, era el punto donde se descargaba la sal traída en barco. Después se convirtió en un punto de resistencia, celebración y encuentro de los africanos y hoy se considera la cuna de la samba. Fue allí que surgieron los primeros ranchos carnavalescos y ruedas de samba. El lugar ganó estatus de patrimonio histórico en 1984 en el Día de la Consciencia Negra.

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

Foto: Alexandre Macieira | Riotur

La antigua escuela de Freguesia de Santa Rita, primer colegio público de América Latina, se transformó en el Centro Cultural José Bonifácio, punto de referencia de la cultura negra.

Esos lugares fueron indicados oficialmente como punto dentro del Circuito Histórico y Arqueológico de la Celebración de la Herencia Africana y atracciones especiales del Programa Porto Maravilha Cultural. El Grupo de Trabajo estableció, además de la indicación, acciones para ampliar el conocimiento de esta parte de la historia de la Diáspora Africana.

Las visitas guiadas son normalmente los martes y jueves, a las 9h o 14h y se tiene que hacer reserva. http://portomaravilha.com.br/noticiasdetalle/4675 El paseo dura cerca de 90 minutos.

23 de nov de 2017

COMENTÁRIOS

um × cinco =