Conoce esta isla que queda dentro de una laguna en Río

 

Imagina un lugar para quien quiere mucha tranquilidad, como si estuviera en una pequeña ciudad del litoral, en frente a una laguna. El tiempo parece pasar más lentamente y nada es tan urgente. ¡Lo mejor de todo: a tan solo algunos minutos de la agitación de la ciudad más famosa del país! ¿Parece locura? Este lugar existe: se llama Ilha da Gigoia.

La Ilha da Gigoia forma parte de un pequeño archipiélago dentro de la Laguna de Tijuca donde viven cerca de 3 mil personas. Un refugio sorprendente que queda a tan solo algunos minutos en barco o pequeñas balsas de Barra da Tijuca. El acceso, que cuesta máximo R$ 5, es por la avenida Armando Lombardi, en el inicio de Barra, cerca de la estación Jardim Oceânico de la Línea 4 del metro.

Foto: Somando Destinos

Foto: Somando Destinos

El lugar no tiene calles, ni carros. Todo se puede recorrer por callejones. Es un destino perfecto para pasar un fin de semana diferente con amigos, la familia o en pareja. Estás dentro de la ciudad, pero rodeado por naturaleza y agua por todos lados.

A pesar de ser un espacio pequeño, el lugar tiene posadas y varios bares y restaurantes, que disputan la mejor vista para la laguna, claro. Se puede comer pastas y pizza en Capriccio y Pizzaria Alla Pergola, frutos del mar y deliciosas empanadas en el Bar do Cícero y en Laguna. Ya para quien no dispensa una actividad cultural y un poco de agitación, la dirección perfecta es el Bar Caiçara donde hay música en vivo y, por quedar en frente de la laguna, tiene una vista privilegiada. Si puedes, tienes que ver un atardecer allí.

Foto: Mala de Aventuras

Foto: Mala de Aventuras

Quien no puede vivir sin hacer ejercicio – hasta para poder permitirse comer dulces después – se puede hacer deportes como stand-up paddle, bicicleta acuática o cayac.

Una de las principales atracciones es andar en barco por la laguna por R$ 20. El recorrido que pasa por áreas de manglares permite tener una idea de la riqueza de la fauna en el lugar. Decenas de aves, cangrejitos y hasta inclusive jacarés nadan tranquilamente en las aguas de la laguna que, lamentablemente, no son apropiadas para baño.

A pesar de ser posible recorrer toda la isla en 20 minutos caminando, se puede pasar un fin de semana entero, aprovechando este contacto con la naturaleza en el medio de la gran ciudad. Muchos cariocas no conocen este punto, pero la frecuencia de turistas ha aumentado bastante. Vale la pena conocerla.

11 de out de 2017

COMENTÁRIOS

cinco + nove =